Campo Embarcaciones - Newsletters

 

Si no visualiza correctamente este mail, haga click aquí

 

 
 
 

Monocasco Vs. Catamaran

 

 Monocasco vs Catamarán

Una controversia siempre abierta. Cada uno de ellos tiene sus ventajas e  inconvenientes.

En los últimos años los catamaranes han ganado solidez y capacidades marineras pero no han logrado crecer en nuestro país.  

Esto llama la atención sobre todo en el Río de la Plata. Es allí donde  navega el 95% de los veleros de argentina y donde la pérdida de profundidad ha reducido drásticamente el calado que hace posible navegarlo.

El catamarán podría ser una solución. Sin embargo, los navegantes de estas aguas siguen optando por el monocasco

¿Cuáles son las razones, mitos o prejuicios por la cuáles no se imponen los multicascos?

Vale la pena repasar y comparar  las características de unos y de otros  para hechar luz sobre este tema

Confort y habitabilidad

Un catamarán de 42 pies es equivalente en espacio y habitabilidad a un monocasco de 52 pies.

No sólo se gana una enorme cantidad de espacio, sino que además, ese espacio es habitable y confortable

En general, en  los catamaranes de crucero el salón, la cocina, la mesa, el bar y la sala de comando están en el puente que une los dos cascos

Este puente suele estar muy  elevado y esto hace que los espacios sean ventilados y luminosos

En un catamarán se vive mucho en el salón y se disfruta de una maravillosa visual de casi 360º.

En los pontones se hallan los dormitorios, baños y salas de máquinas. Esta distribución genera mayor separación entre el salón principal y las cuchetas logrando mayor privacidad

Por otra parte,  un catamarán, con sus generosas medidas, permite más gente a bordo.

Vivir y comer es mucho más cómodo y es natural que en puerto, si se arma una reunión entre diferentes tripulaciones, se haga a bordo del catamarán

Pero, estas ventajas,  van desapareciendo cuando el catamarán se hace más chico.

Por debajo de los  10/12 metros, la vida en un catamarán de crucero es  de menor calidad que la de un monocasco de la misma eslora.

La altura del salón sobre el agua disminuye mucho y con vientos fuertes de proa, las olas  golpean en el piso haciendo la navegación muy molesta

Otro inconveniente es el ancho de los camarotes. Hay trucos de diseño que incorporan una cama doble en los pontones, pero a costa de aumentar su altura sobre el agua

En definitiva, hay un rango de dimensiones, en donde el catamarán es muy bueno pero fuera de ese rango comienza a perder cualidades.

 

Características de navegación

Escora:

Los catamaranes no escoran y esto hace  mucho más cómoda la navegación en casi todas las circunstancias.

El catamarán te permite vivir “derecho”,  te permite descansar, comer y bañarte mejor.

El movimiento es diferente al del monocasco.

 

El catamarán “dibuja” el perfil de la ola cuando lo cruza por abajo.

No se vuelcan los platos ni los vasos de las mesas.  Los pertrechos no caen al suelo en las ceñidas y los niños no ruedan de las cuchetas al piso

Pero, que el catamarán no escore, además de ser cómodo, es seguro.

Es más seguro para subir al palo y hacer  una reparación o si te tropezás en la cubierta.

Además, la navegación  es más descansada, porque el desgaste físico es mucho menor al no tener que estar peleando de manera constante para mantener la posición vertical.

Y todos sabemos que una tripulación descansada comete menos errores  

Estos aspectos conllevan a que los catamaranes sean mucho más indicados para llevar a bordo invitados que no sepan navegar

Cualquier persona propensa a los mareos sentirá menos el efecto del movimiento a bordo de un catamarán que en un monocasco.

A favor del monocasco es que en su andar puede cortar el agua sin esfuerzo evitando los golpes que se producen en catamaranes de crucero de menor eslora y de cubiertas bajas.

Velocidad

Una de las principales ventajas del  multicasco sobre el monocasco es su velocidad. 

La velocidad media que puede alcanzar un catamarán de igual eslora que un monocasco, es de un 20% mayor.

En principio, se podría pensar que con dos cascos flotando, existen dos superficies mojadas con más rozamiento y lo que es peor, las olas producidas por uno de los cascos interferirán al segundo casco, generando todavía más resistencia al avance.

Si esto es así, entonces,  ¿Cómo es posible que un catamarán sea más veloz que un monocasco?

Esto se explicar por el diseño afilado(alargado) de las carenas de los cascos del catamarán.

Para lograr que la carena de un monocasco sea comparable en rendimiento a las dos del catamarán, el monocasco tendría que ser muy afilado lo que lo tornaría inestable y con muy poco volumen interior.

Además el monocasco necesita lastre y quilla para conservar estabilidad mientras que en el catamarán la  estabilidad está determindada por el puente que une los dos patines.

La falta de quillote, hace que el catamarán pese menos y sea más rápido

Capacidad de orzar

Sin duda, los monocascos ciñen bastante más

No obstante, quienes defienden  a los catamaranes lo consideran un problema menor.  Ya que al ser más rápidos con sólo hacer más viradas llegan antes.

Mientras el monocasco navega a seis nudos, el multicasco con escotas abiertas puede alcanzar los 20 nudos o más.

Pero,  ¿porqué  los multicascos no ciñen bien? La respuesta es simple:

Los multicascos no ciñen bien porque no tienen quilla y calan poco.

Para contrarrestar esto, los catamaranes adoptaron e incluyeron orzas lo que les permite mejorar su posibilidad de ceñir

Hoy hay catamaranes de alta performance que igualan en ceñida a un monocasco aunque en general todavía se mantiene una diferencia de 7 u 8 grados a favor del monocasco

 

Maniobra

En cuanto a la maniobra en conceptos generales son iguales. En un catamarán envergaremos, izaremos, arriaremos, cazaremos y filaremos de igual forma que en un monocasco

Las diferencias estarán dadas por capacidad de la tripulación de adaptarse a las características de aparejo y trimado del catamarán

Sin embargo, un monocasco  es más fácil de virar y manejar sobre todo navegando contra el viento

En el catamarán hay que guardar suficiente estropada al virar  por avante, especialmente con escaso viento.

Por otro lado, la escora del monocasco nos da una buena noción de la fuerza del viento. En el catamarán al no escorar perdemos esa noción. Si sopla más conserva la estabilidad y  navega más rápido.

Navegando en multicascos hay que estar atentos al cambio de clima y ser consientes de la fuerza del viento y de la necesidad de acortar vela.

Por otra parte, hay una creencia generalizada que dice que en un catamarán se debe cazar menos porque como el casco no escora, la vela sufre más

Esto no es cierto, dado que si cazamos menos, variamos el ángulo de la vela con el viento y eso implica perder optimización del aparejo

En realidad, el catamarán, al no escorar,  transforma un mayor porcentaje del vector escorante en propulsión.  Entonces, no hay  tal “sobre-sufrimiento” en la vela

Además, la relación de aspecto de un monocasco moderno es mucho más alta que la de un catamarán moderno. Un velero de 10 metros de eslora puede tener un palo de 13 metros. En cambio, los catamaranes son algo “retacones”  y al ser livianos y no requieren tanto viento para moverse lo que les permite aparejos menores.

 

Fondeo y amarres

El catamarán por su bajo calado permite acercarse a la orilla o pasar por lugares donde el monocasco no puede navegar a menos que sea de orza

Pero, a favor de los monocascos,  la gran manga de los catamaranes hace que en muchas ocasiones no sea posible encontrar un buen lugar de amarre en un puerto de tránsito

Además, los catamaranes tienen timones chicos y responden mal a las maniobras en puerto.  

No obstante, esto se contrarresta,  con dos motores y dos timones que facilitan la maniobra sin necesidad de contar con una hélice de proa

Seguridad

La mayor duda que suscitan los multicascos  es sobre sus capacidades para afrontar temporales.  Se duda de su estructura y de la posibilidad de evitar un desastroso vuelco

Hay que decir que, el diseño actual de los catamaranes de crucero oceánicos, es de muy alta calidad estructural y por tanto son capaces de soportar condiciones muy duras

En definitiva, son capaces de soportar lo peor.

Respecto del vuelco. Es muy difícil que se produzca aunque, la posibilidad existe.  

Cuanto más ancho sea el catamarán más estable será y difícil por tanto su vuelco. Hay que procurar no dejar puesto demasiado trapo con mal tiempo.

Se sabe que un catamarán volcado, a diferencia del monocasco, permanecerá en esta terrible posición hasta que nos socorran.

Muchos catamaranes están diseñados para que sean insumergibles dejando huecos estancos. Esto  garantiza la flotabilidad frente a un vuelco o frente a  una eventual vía de agua en uno de sus patines .De esta forma siempre quedará un patín a flote

Los pocos casos en los catamaranes se han tumbado, se han producido casi siempre por el mismo motivo: Durante una tormenta es tanta la velocidad que desarrollan que superan la velocidad de las olas, se topan con la de adelante y los alcanza la de atrás. El catamarán de crucero tumba siempre hacia delante y no de costado.

Nunca se tumba de costado porque es imposible que sople un viento capaz de levantar cinco toneladas de peso. A partir de cierto tamaño, al catamarán  ya  no lo tumba el viento sino la ola, como a cualquier barco.  

Se necesita un viento muy fuerte, grandes olas  y demasiada vela  para voltear un catamarán de crucero moderno

Costos

 Entonces… ¿donde gana el monocasco?

En primer lugar en el precio, y este es un factor clave.

Los catamaranes de crucero son muy caros por llevar mucho más trabajo y materiales  en su construcción.

Si tomamos como ejemplo barco de 38 pies.  Desde el punto de vista constructivo tanto monocasco como catamarán pesarán lo mismo, unas seis toneladas, pero el monocasco tendrá el 50% de su peso en el plomo del quillote sin ningún valor agregado.

Son tres toneladas donde el constructor no puede intervenir, mientras que en el multicasco el diseñador puede jugar con la distribución para optimizar la performance y la seguridad. Y esto sin duda lo encarece

Pero también, al tener una manga muy importante,  los amarres son notablemente más caros y en muchos puertos es simplemente imposible encontrar un amarre para un catamarán de crucero.  

Una solución posible a este problema es construir amarras exclusivas para catamaranes en juncales inutilizados por su poca profundidad. Allí se podrán hacer amarras baratas porque no es necesario dragar.

Además, casi cualquier club tiene aguas someras  en desuso. Ahí puede amarrar el catamarán a costos reducidos dado que son aguas no utilizables por otros barcos.

Costumbres  y Estética naval

Finalmente existe un factor de ‘moda’ o costumbrismo naval que hace que muchos navegantes piensen que  la vela es solo cuestión de monocascos.

La historia tiene mucho que ver en esto. Nuestras tradiciones navales son españolas y luego inglesas. En ambos casos eran inmensas y poderosas armadas formadas por  monocascos. Si el Almirante Brown hubiese sido maorí, otra hubiese sido la historia

Además, todos venimos de la escuela de los monocascos  y hay un esquema mental  a vencer al ponerse a pensar en un catamarán.  Todos tenemos estructurado el siguiente esquema: sopla, escora y arranca. Eso en el catamarán no se siente. Se puede navegar a 12 nudos sin sentir la velocidad,

Y por último, Desde el punto de vista estético,  nada puede superar a un velero de buena apariencia.

 

Lic. Florencia Cattaneo

Campo Embarcaciones

Bróker Náutico

 

 

Fuentes:

Web Fondear; Monocasco o Catamarán

Web Fondear; ¿Por qué corren más los Catamaranes?

Revista bienvenido a bordo; Multicascos, Dioses o Demonios

Web la recalada; Recalando con Ricardo Cufre; De catamaranes

 
  punto campo embarcaciones punto veleros punto cruceros
 

Campo Embarcaciones copyright © 2008 - 2013.

www.campoembarcaciones.com - info@campoembarcaciones.com

Si ud no desea recibir este email de Campo Embarcaciones por favor haga clic aquí para desuscribirse