Campo Embarcaciones - Newsletters

 

Si no visualiza correctamente este mail, haga click aquí

 

 
 
 

Veleros de Aluminio

 

Todos hemos escuchado sobre los veleros de aluminio. Que son más seguros, que son mas livianos,  que son oceánicos y que tienen ventajas sobre los de fibra.

Otros dirán que, hay que tener cuidado con la electrolisis, que son más caros, etc, etc…

Opiniones hay para todos los gustos pero,  analicemos que  hay de verdad  en todo esto.

Las características del material

El aluminio fue  descubierto en el año 1.808 y se encuentra entre los 3 metales más abundantes en  nuestro planeta.  Pero recién en el último siglo fue viable su producción y comercialización. Por este motivo es considerado uno de los materiales más jóvenes.

En 1892 se construyó en  Francia el  primer barco íntegramente realizado en aluminio, una nave de 40 pies.

En 1893, una compañía norteamericana producía botes de remo y  motores fuera de borda  en aluminio. Actualmente alrededor del 50% de los motores fuera de borda se fabrican con este metal.

El aluminio es ligero, excelente conductor eléctrico, del calor y del sonido. 

Casi la totalidad de los productos de aluminio pueden  ser reciclados repetidamente para producir nuevos productos  sin  perder sus propiedades. Por este motivo se lo llama  “el metal  verde”.

 El aluminio en la náutica 

Existen muchos materiales  apropiados para la creación de  embarcaciones:  madera, fibro-cemento, acero, fibra de vidrio, Aluminio, y toda una serie de nuevas aleaciones metálicas, acero-inoxidable, incluso titanio.

Pero de entre todos ellos, el aluminio se perfila como uno de los materiales de construcción naval más ventajosos. Veamos el porqué:

Es mas seguro

Tiene mayor resistencia al impacto que la fibra de vidrio.  Un choque contra un objeto flotante en un barco de  fibra puede ocasionarle  una vía de agua. Pudiendo el episodio terminar en  un naufragio.

El aluminio gracias a su elevada ductilidad y baja fragilidad absorbe una gran energía del impacto. El barco se deforma y se abolla.

En cambio, los barcos de plástico no se abollan, se deforman elasticamente y luego se rompen.

Por lo tanto, en el velero de aluminio disminuyen notoriamente  las posibilidades de tener vías de agua.

Otra ventaja es que, el aluminio no se quema. Su punto de fusión es de  660 ºC , esto lo convierten en un material  ignífugo resistente a los incendios de a bordo.

Un incendio en un barco de fibra puede consumir la embarcación produciendo gases tóxicos. Hay resinas con mejores propiedades para la lucha contra incendios pero no son las que se aplican en las embarcaciones de placer locales.

Además, ante la caída de un rayo es una caja de Faraday, la energía del rayo fluye por el metal concentrada en la cara exterior del barco, por lo cual es conveniente estar adentro.

Son barcos muy secos en su interior

Los cascos metálicos permiten soldar los distintos elementos de la cubierta o del interior directamente a su estructura como por ejemplo landas, herrajes de timón, cornamusas, quillote, etc.  

Al eliminar perforaciones logran mayor estanqueidad. 

De esta manera no es necesario perforar las cubiertas o elementos estructurales.  

 

Menos gastos en  mantenimiento y en  reparaciones menores

Otra ventaja del material es su comportamiento frente a la exposición solar. Las embarcaciones de fibra de vidrio se resecan con el tiempo, esto provoca  mini-fisuras en la pintura de la cubierta. El aluminio no sufre con el sol.

Las embarcaciones de fibra de vidrio pueden sufrir ósmosis en su obra viva lo cual termina generando las famosas ampollas de agua. Estas ampollas empeoran con el tiempo y requieren de reparaciones costosas

Las embarcaciones de aluminio están totalmente exentas de ese inconveniente.

Además los cascos de aluminio, si se utiliza la aleación adecuada, resisten mejor la corrosión por agua salada que los barcos de acero .

El aluminio no necesita ser pintado pues es prácticamente inmune a la corrosión.

Por ello es normal ver cascos totalmente desnudos y brillantes como acabado final para tales embarcaciones, aunque por cuestión de gustos si se quiere pintar, puede hacerse.

Aunque  la  obra viva necesitará la aplicación de antifouling, su rendimiento es mayor al de un casco de fibra, pues el poder de incrustación de organismos vivos es menor en este material.

La reparación en aluminio es muy sencilla. Un bollo en el casco se puede reparar en tan sólo unas horas, cortando la chapa y soldando una nueva, devolviendo a  la embarcación a su estado original con total garantía de resistencia del casco.  Una vez soldado,planchado, devastado, pulido y pintado quedará como nuevo.

Es mas liviano, Consume menos

El barco de aluminio pesa menos que el barco de fibra.

Exceptuando los barcos de regata que se construyen con técnicas y materiales especiales, serán más rápidos.

Las diferencias de pesos son  mayores a medida que aumenta el tamaño de la embarcación.

Esto supone mejor maniobrabilidad, mayores prestaciones y lo que es mas importante, menor consumo de combustible.

Mantiene su valor

Por todas estas ventajas,  las embarcaciones de aluminio mantienen sus condiciones iniciales a través de los  años. Es decir, se conservan mejor que los de fibra y por ello, se deprecian menos.  

Pero como nada es perfecto:

Hay que evitar la corrosión galvánica y electrolítica

El aluminio puede sufrir lo que se conoce como corrosión galvánica.

Cuando juntamos el aluminio con otro metal  se forma una especie de pila eléctrica que ciertamente produce electricidad a cambio de consumir el metal de menor potencial electroquímico.

Entonces, frente al cobre o el acero, será el aluminio el que se consuma, pero frente al zinc, será el zinc el que se consuma y no el aluminio.

Por esta razón se utilizan los ánodos  de metales siempre de menor potencial electroquímico y por tanto de “sacrificio”.

Por lo cual, en el barco de aluminio  habrá que ocuparse del mantenimiento y  vigilar los pares galvánicos de material y esto implica cuidar la calidad de cualquier pieza o tornillo que utilicemos.

Por otra parte, sufrirá corrosión electrolítica si existen fallas en el  circuito eléctrico del barco.

Esta corrosión puede ser grave aunque es  fácil de evitar si somos cuidadosos con la instalación.

Para ello,  las instalaciones eléctricas deben estar  totalmente aisladas del casco.

Debe estar bien aislado termicamente

El aluminio es mejor transmisor de la temperatura  y si no esta bien aislado en su construcción con una capa gruesa de poliuretano u otros aislantes, será más caluroso en lugares cálidos y frío en el invierno.

Una mala aislación también se traduce en problemas de condensación.

Se pierde algo de estética

Las embarcaciones de fibra tienen un acabado más bonito,  mas pulido y brillante.  En los barcos de aluminio suelen quedar marcados los refuerzos interiores. Para que estos barcos tengan buen aspecto es necesario hacer un excelente trabajo de caldería y de pintura

Este proceso también incrementa el costo.

La exclusividad tiene su costo...

Los barcos de fibra se producen  en serie.

Esto permite construirlos mas rápido y con menos costo. Los barcos de aluminio no se hacen a partir de una matriz y son mucho más caros que los barcos de Fibra. 

No obstante, si se compara el costo de una embarcación nueva de aluminio frente a una embarcación nueva de plástico (que no sea de construcción seriada) el precio de la de aluminio es más barata puesto que no se requiera de matricería

Entonces,  que es mejor ? Aluminio o Fibra?

La respuesta estará en relación  al  programa de navegación que vayamos a desarrollar.

Los barcos de aluminio son más sólidos y mas seguros y muchos navegantes oceánicos los prefieren. 

De todas formas, hablamos de navegantes que necesitan  preparar un barco para dar la vuelta al mundo, no de quienes disfrutan de la náutica  un día tranquilo con los amigos o la familia.

Para barcos pequeños, como es el caso de la náutica de recreo, en los que no hay necesidad de grandes resistencias estructurales, la fibra es sin duda una buena elección.

En condiciones muy duras, navegando en aguas con témpanos de hielo, afrontando fuertes temporales o huracanes, las ventajas de los cascos metálicos son claras.

El acastillaje va soldado y por tanto las cubiertas son muy estancas, las jarcias aguantan mejor los brutales tirones, y en caso de golpes contra el fondo u objetos flotando en mitad del océano, se producen bollos y no desgarros, por tanto la reparación es más sencilla.

Además, cuando buscamos un barco que nos permita  afrontar programas de navegación ambiciosos, debemos decidir  también el tipo de quilla,  ya que ello nos puede limitar en los fondeos o en los  rendimientos en navegación.

Por ejemplo una quilla retráctil (deriva integral) permite llegar a sitios imposibles para otros veleros o soportar una bajamar sin problemas.

Existen bastantes astilleros de veleros en aluminio y la mayoría  en Francia, como AFEP Marine, Alliage, Allures Yachting, Alu Marine, Alubat, Attitude, CN Claude Philippe, CN Mercator, CNB, García, Technimar… entre otros. 

En Argentina uno de ellos es Minuetcalabrese.

Como denominador común además del material, los diseños son con quillas abatible.

No en vano estos barcos son los 4x4 de los mares, capaces de llegar a todas partes.

 

Lic. Florencia Cattaneo

Campo Embarcaciones

Bróker Náutico

 

Corregido por: Lauro Minuet

 

Fuentes:

Web Fondear; Veleros en Aluminio

Web Fondear; Ventajas del Alumino

Web Bucanerotv.com; Barcos de aluminio. La gran evolución

Web Sailantrip.com; Barcos de Aluminio, Ventajas e inconvenientes

 
  punto campo embarcaciones punto veleros punto cruceros
 

Campo Embarcaciones copyright © 2008 - 2013.

www.campoembarcaciones.com - info@campoembarcaciones.com

Si ud no desea recibir este email de Campo Embarcaciones por favor haga clic aquí para desuscribirse